miércoles, 11 de julio de 2012

Angra - Fireworks (1998)

"Fireworks" es el tercer L.P. de la historia de Angra, y a punto estuvo de ser el último. Debido a problemas internos en el seno de la banda, tras la gira de este disco, André Matos (vocalista y teclista), Luis Mariutti (Bajo) y Ricardo Confessori (Batería) deciden marcharse de la banda, dejando a los guitarristas Kiko Loureiro y Rafael Bittencourt como únicos miembros. No está claro si las disensiones surgen a raíz de la orientación musical del disco, o si esos problemas vienen de antes y ocasionan que este nuevo lanzamiento sea algo más directo que los anteriores. Si "Angels Cry" nos muestra a unos Angra que incluyen bastantes pasajes clásicos, y "Holy Land" nos muestra su lado más tribal, "Fireworks" es un disco más directo, con menos arreglos que sus predecesores, aunque la banda no pierde su identidad en ningún momento.

Esta vez el álbum no comienza con la clásica intro a la que nos tienen acostumbrados. "Wings of Reality" es un buen tema, muy power, ideal para abrir boca pero que no llega a impactar tanto como en su día lo hicieron "Carry On" o "Nothing to Say". En segunda posición, nos encontramos con una de las mejores, "Petrified Eyes". Tras una intro de guitarra bastante original, nos deja uno de los mejores cortes del disco con un André Matos pletórico, que demuestra la gran amplitud de su registro vocal.

"Lisbon" es el single del disco. Buena canción a medio tiempo con un ritmo de teclados bastante pegadizo. "Metal Icarus" es otro de los puntos álgidos del disco, con un gran estribillo y creo que la única que el grupo ha mantenido en los directos.

"Paradise" introduce algo de variedad al álbum. La canción nos ofrece algunos de los ambientes más siniestros y progresivos del disco. "Mystery Machine" es un tema que entra bien, con un buen riff, pero que no aporta nada extra al álbum y pasará a la historia sin pena ni gloria.

"Fireworks", el tema que da nombre al disco, está a caballo entre un medio tiempo y una balada. La canción comienza muy lentita y va animándose con el paso de los minutos. "Extreme Dream", vuelve a subir el listón y es de lo mejor del disco. Esta canción tiene uno de los mejores solos del disco.

"Gentle Change" es una balada plagada de ritmos brasileños y percusiones. Es un tema muy bonito y original. Y llegamos al final del disco con "Speed", un cañonazo 100% power que sirve para redondear un buen disco.

La verdad es que este disco tuvo una acogida algo más fría que los anteriores lanzamientos, aunque desde luego no es un disco vulgar ni mucho menos. Posee grandes canciones, y a diferencia de los anteriores, no tiene ninguna canción que no me guste. Y es que desde mi punto de vista, el talón de de Aquiles de Angra, siempre han sido las baladas, pero esta vez, con "Gentle Change", rompen con esa mala tradición.

La formación que graba el disco:

André Matos: Voces, Teclados
Kiko Loureiro: Guitarra
Rafael Bittencourt: Guitarra
Luis Mariutti: Bajo
Ricardo Confessori: Batería

Nota Final: 8,5/10

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario